Absueltos de inducción al suicidio los acusados del caso Jokin0

Lectures (870) 14/05/2005, 19:33  |  Agencias  |  Etiquetes: #Salut laboral,

Los ocho menores imputados en el caso de Jokin C. L., el adolescente que se suicidó el pasado mes de septiembre en Fuenterrabía (Guipúzcoa) por el acoso escolar al que fue sometido, han sido absueltos del delito de inducción al suicidio.

Así lo recoge la sentencia dictada ayer por el Juzgado de Menores de San Sebastián, en la que el juez considera que «no es posible buscar una relación causa-efecto entre el suicidio y la actuación de los acusados» y que, «bajo ningún concepto», ninguno de ellos podía llegar a «intuir el fatal desenlace».

Los ocho acusados, siete chicos y una chica, han sido condenados finalmente a 18 meses de libertad vigilada por un delito contra la integridad moral. Además, la resolución judicial añade a cuatro de los jóvenes una pena de internamiento de tres fines de semana en un centro educativo, al considerarlos culpables por una falta de lesiones.

El portavoz de la familia de Jokin C. L., Miguel Ángel Ceberio, tachó la sentencia condenatoria de «ridícula» y anunció que «recurrirán el fallo», porque, en su opinión, omite «las graves lesiones psicológicas» que le fueron infligidas a la víctima. Ceberio, tío del joven fallecido, insistió en que ninguno de los 23 folios de la resolución recoge un razonamiento sobre el porqué «no procede la aplicación del delito de lesiones psíquicas», por lo que calificó el fallo como «incongruente».

Testigos protegidos

Sin embargo, la sentencia sí da «credibilidad» a las numerosas declaraciones en las que los testigos protegidos acusaban a los jóvenes de ejercer «cierto maltrato» contra el adolescente y hace hincapié en algunos episodios que sucedieron tres días antes del suicidio del menor, tales como que le propinaron un puñetazo, así como balonazos en el gimnasio, entre otros.

Cabe recordar que la familia de Jokin C. L., que ejerce la acusación particular, acusaba a los imputados de los delitos de inducción al suicidio, maltrato habitual y lesiones psicológicas, así como de una falta de lesiones, penas que sumaban en total cuatro años y seis meses de reclusión en un centro de menores.

Por su parte, la defensa reconoció que el fallo le ha «sorprendido y no gratamente», ya que las 18 semanas de libertad vigilada exceden a la petición de la Fiscalía. El Ministerio Público acusaba a los menores de un delito contra la integridad moral y una falta de lesiones.

Por ello, solicitaba que siete de los ochos acusados fueran sometidos a libertad vigilada durante un periodo que oscilara entre los nueve y los 15 meses y para la octava, la única chica, tareas socio-educativas. Además, pedía que todos realizaran prestaciones en beneficio de la comunidad, en unos casos durante 40 horas y en otros durante 60.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, terció en la polémica señalando que hay «un antes y un después de esta sentencia» y reconoció que, a pesar de la frustración o «el descrédito sobre la responsabilidad penal de los menores», este juicio debe servir como «un aldabonazo para las conciencias de las familias y de los centros educativos».

El Defensor del Menor insistió en la necesidad de «abrir un debate amplio sobre la situación de los adolescentes en las escuelas» y recordó que no se puede «mirar hacia otro lado» cuando «padres y profesores conocen el entorno violento en el que se mueven los menores». Por último, Núñez Morgades aseguró que el dolor que se ha vivido con la muerte de Jokin «no puede perderse en el olvido».


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal