Alfabetización científica0

Lectures (485) 29/05/2005, 17:00  |  El-País.-Rubén-Nieto-Liquete/Sevilla

El debate sobre la próxima Ley Orgánica de Educación se está centrando en la situación de las disciplinas humanísticas (Filosofía, Latín, etcétera), pasando por alto un asunto tan importante como la alfabetización científica, gravemente comprometida en los actuales (¿y futuros?) planes de estudio.

Parece obvio que se necesitan ciertos conocimientos científicos básicos para comprender muchos problemas sociales (crisis energética, clonación, gestión del agua, cambio climático, células madre, etcétera) sobre los que un ciudadano debe opinar y tomar decisiones. Por otro lado, la ciencia no es un mero saber aplicado, mecánico y acrítico. Por el contrario, pocas actividades son más distintivamente humanas que la aventura del ser humano por conocer lo que le rodea y desentrañar los misterios de la naturaleza. Además, la ciencia no abarca sólo leyes y datos, sino también estrategias de razonamiento, resolución de problemas y creatividad, todo ello de la máxima utilidad en muchas situaciones cotidianas.

Pues bien, la situación actual de las ciencias en Secundaria y Bachillerato es lastimosa. El de 3º de ESO (14 años) es el último curso en que son obligatorias la Biología-Geología (dos horas semanales) y la Física-Química (otras dos horas). A partir de ese momento, se puede emprender una larga carrera académica y profesional sin estudiar una sola hora de estas disciplinas. En los bachilleratos de Ciencias Sociales y Humanidades no hay ninguna asignatura de ciencias. Y, aunque parezca increíble, se puede cursar un Bachillerato de Ciencias sin estudiar una sola asignatura de Biología y Geología, actualmente opcional en esta modalidad. Según un estudio hecho por el INCE (Ministerio de Educación), nuestro sistema educativo es el que menos horas dedica a las Ciencias en toda la Unión Europea.

Cuando todas las evaluaciones externas sobre ciencia y educación en España resaltan la necesidad de mejorar la educación y divulgación científicas, creando un ambiente social favorable a la ciencia, nos encontramos ante la inquietante posibilidad de que la nueva ley consagre una posición casi marginal de los saberes científicos en nuestro sistema educativo.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal