Acoso en las aulas0

Lectures (604) 08/06/2005, 10:59  |  La-Verdad.-JAVIER-BALLESTA  |  Etiquetes: #Violència escolar, #Salut laboral,

La violencia acampa por todas partes y hace sus estragos. En los últimos años venimos observando cantidad de actitudes y hechos violentos en cualquier rincón de nuestras ciudades y pueblos, en la calle, en la carretera, en hogares destrozados y cómo no en escuelas e institutos que son el lugar de concentración real, en tiempo y espacio, de los jóvenes e infantes de una sociedad que confunde los valores, que mezcla sus pretensiones del tener, la ambición y el culto al dinero a toda costa, buscando primar el yo frente al tú y sin pudor.

Estamos siendo víctimas, jóvenes y adultos, de una ley impuesta por un sinsentido que nos está llevando por mal camino. Los acosos y derribos a los seres inocentes y sin culpa está de moda, es un fenómeno novedoso que ya se está haciendo habitual entre nosotros y por lo que vemos, se impone desde todos los frentes, como si tal cosa, dejando ver el rostro confuso y perdido de una sociedad que no tiene en cuenta los buenos consejos, las buenas obras como se decía antaño y no escucha el pasado, parece como si eso del respeto a la persona, a su dignidad y a todo lo que representa no fuera de interés.

Y de este modo nos encontramos, también con el acoso y derribo a la Educación, a sus maestros y a sus profesores, hablamos de la violencia escolar como si tal cosa, con tal naturalidad que cuando nos cuenta otro episodio de la misma, en la tele o el periódicos, parece que estamos vacunados y no nos afecta Y eso no debe ser.

Ayer, los docentes pararon 15 minutos en protesta por esa gran escalada de violencia en las aulas, sin más en Murcia, y hace días en Granada, las manifestaciones contra la violencia a los docentes concentró a representantes del profesorado para denunciar el clima de violencia en los centros educativos, donde al parecer las quejas y denuncias por amenazas y agresiones son una realidad palpable. Los sindicatos de la enseñanza se han tirado a la carga y todos a una, han decidido presionar a la Administración, para que las buenas intenciones sirvan para algo, porque al parecer los protocolos no llegan a resolver las situaciones.

Al parecer en ese territorio educativo, espacio abierto a la comunicación, también ahora ha acampado el insulto, el traqueteo, el griterío y la violencia desmedida de los responsables de los alumnos que llegan y aprietan el acelerador ante los que tienen que llevar a buen puerto a sus hijos. Se ha perdido el culto al docente, el buen trato al maestro, el reconocimiento de su oficio y ejercicio y se ha sustituido por el látigo de la indiferencia, de la baja estima y de la crítica feroz y, ahora, con el levantamiento de mano incorporado. ¿Qué vergüenza! Hemos hecho que la escuela se encoja, se ponga de rodillas y se someta a los dictámenes del violento, del acosador y del maltrato permanente, del boicot a la formación y al culto a la persona, al saber y al entendimiento, donde los profesores se sienten agredidos e indefensos, inseguros, con miedo y creo que hay que tomar partido en defensa de estas injusticias que nos están llevando a una situación bastante insostenible y a la que hay que corregir urgentemente, dejando si es necesario, los borradores de leyes, los pactos y las alturas, para bajar a ese día a día doloroso donde los educadores caen derrotados frente esta bárbara invasión que nos está destruyendo ante la mirada impasible de los ciudadanos.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal