Paco y la violencia escolar0

Lectures (579) 08/06/2005, 11:01  |  La-Verdad.-RAMÓN-GÓMEZ-CARRIÓN  |  Etiquetes: #Violència escolar, #Salut laboral,

Puede un profesor llamarse Francisco y que los amigos le llamen Paco y sus alumnos don Paco. En mi pueblo había un don Paco, que era más joven que don Salvador, el maestro (entonces no eran profesores, eso vino después como un gran logro de los enseñantes o docentes y de uno de tantos ministros fatídicos como ha tenido la Educación al frente), el maestro -digo- que nos tocó a mí y a 25 niños más.

Don Paco era un buen enseñante y un buen educador y don Salvador no le iba a la zaga. Ni a uno ni a otro se les ocurrió jamás decirnos a los chicos que les llamáramos Paco o Salvador. Los maestros -lo del nombre es lo de menos- tenían el don garantizado desde los niños hasta los ancianos. Eran tan respetados como el cura, don Antonio, en aquellos momentos. Eran respetados y se hacían respetar.

Lo del don es un tratamiento que no tiene por qué marcar distancias, sino posiciones en la vida social. No tiene por qué ser incómodo para los alumnos. Más bien debió de serlo para los profes pseudoprogresistas a los que les sonaba la música de los nuevos tiempos democráticos, pero les fallaba la letra de la educación.

Ahora, en Granada, van a hacer una huelga de enseñantes o de docentes, que no de educadores para poner al sol la ropa sucia (no lavada) de la indisciplina escolar, que no sólo es de muchos escolares y de muchos padres (como el que, supuestamente, ha agredido al director de un centro), sino también, por acción o, sobre todo, por omisión, de las autoridades educativas y de los mismos profesores.

Por fin saltan chispas tras los suicidios de dos o tres chicos en España (aún no hay conclusiones tajantes sobre lo de la joven de Elda) y de la agresión en Granada. Por estas latitudes, el único que ha movido ficha es el centro docente Libertas de Torrevieja, cuyo director ha dirigido una carta a alumnos, padres y profesores para alertar contra todo tipo de violencia en o en torno a las aulas.

Ahora que el Gobierno de Rodríguez Zapatero anuncia nuevas medidas, cargadas de financiación, para mejorar la Educación (¿qué pena que PP y PSOE sean incapaces de hacer un gran pacto por la Educación, que elimine para siempre los bandazos que nos han llevado a ser el hazmerreír de Europa!) es el momento de implantar un plan disciplinar como primer ingrediente para que la enseñanza y la educación vayan de la mano y se acabe con la violencia.

Y en la provincia y en el resto de la Comunidad, que vayan imitando al director (y al claustro) del Libertas de Torrevieja. Sin disciplina (lo del don es casi pura anécdota) no hay libertad.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal