El director perderá autorida0

Lectures (745) 29/09/2005, 10:03  |  La-Vanguardia.-MERCÈ-BELTRAN  |  Etiquetes: #LOE, #LOCE,

En el proyecto de ley de Educación, el director no puede sancionar y el equipo directivo no es un órgano de gobierno.

La asociación de directivos de centros públicos de Catalunya cree que con el actual redactado se retrocede veinte años

Si el proyecto de ley de Educación (LOE), actualmente en trámite parlamentario, se aprueba tal y como está, los directores de los centros educativos y su equipo directivo no tendrán prácticamente autoridad. Entre otras cosas, se quedarán sin la capacidad sancionadora de faltas graves que preveía la LOCE, y será el claustro - en el que también hay alumnos- el encargado de decidir qué sanciones se aplican a los estudiantes con conductas reprobables.

Esta posibilidad, así como otras previstas en el proyecto de ley que restan autoridad y capacidad de gestión al equipo directivo de los centros docentes en favor del claustro y el consejo escolar, desagrada profundamente a Axia, la asociación de directores de centros públicos de Catalunya. Así se lo hizo saber la pasada semana una representación de esta organización a responsables del Ministerio de Educación y del grupo parlamentario socialista, en el transcurso de sendas reuniones, en las que entregaron un informe detallado argumentando sus críticas y proponiendo un cambio en el articulado del título V del proyecto de ley, en el que se regula la participación, autonomía y gobierno de los centros.

Carles Mata, presidente de Axia, considera que si se mantienen el modelo de gestión y el diseño de la función directiva que se propone en el proyecto de ley, "no se dará respuesta a los cambios, retos y objetivos organizativos y pedagógicos que necesita el sistema educativo".

Axia sostiene que, de prevalecer el criterio del proyecto de ley, el equipo directivo del centro ya no será un órgano de gobierno; ni siquiera sus componentes serán órganos unipersonales de gobierno como lo eran en la LOE y en la Lopeg. Paradójicamente, en el anteproyecto de la LOE la dirección era considerada un órgano de gobierno colegiado, situación que se ha variado en el texto que ha entrado en el Congreso.

Sin embargo, quedan como órganos de gobierno el claustro y el consejo escolar, sin responsabilidad atribuida ni rendición de cuentas.

En su opinión, "con el proyecto de LOE el equipo directivo no tiene autoridad y al director lo convierten en jefe de personal, responsable pedagógico y de gestión de recursos, pero sin autoridad. Si no tiene autoridad ni capacidad de decisión, ¿cómo lo hara?". Un ejemplo práctico: en un caso de acoso escolar, cuando lo que se precisa es una sanción rápida, el director no tendrá capacidad para ello; deberá esperar a que se reúna el consejo escolar, con alumnos incluidos, para que éste decida el tipo de sanción que se le impone al o los causantes de la agresión. El director solamente tendrá una función mediadora que, en el caso de faltas graves, resultará poco eficaz.

Al hilo de ello, Mata es contundente: "El director tiene que sancionar de acuerdo con las normas establecidas y el consejo escolar debe velar por la adecuación de la sanción de las normas".

Axia propone que se separe con claridad las funciones de gobierno, que corresponden al equipo directivo, y las de participación y control de la gestión, que deben recaer en el consejo escolar. "El modelo que defendemos está basado en el liderazgo de un equipo directivo", que debe rendir cuentas del cumplimiento de su proyecto educativo ante el consejo escolar y el claustro de profesores.

"Si se aprueba el proyecto como está ahora, volveremos a la situación de hace 20 años o incluso peor", sentencia Carles Mata.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal