Denunciados doce adolescentes por sus continuas palizas a una compañera0

Lectures (446) 21/11/2005, 09:46  |  El-Comercio.-A.-V./GIJÓN  |  Etiquetes: #Salut laboral,

La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Gijón recibió el pasado lunes, día 14, una denuncia por un caso grave de acoso escolar. A. D. A., madre de una adolescente de 12 años, denunció que su hija era el centro de las agresiones de doce compañeros de clase desde que comenzó el curso, el pasado 15 de setiembre.

Unas simples rencillas juveniles pudieron desencadenar los hechos. Según la versión de A. D. A., dos días después de iniciarse las clases la dirección del colegio decidió cambiar a la chica, alumna de primero de Secundaria, del grupo A al B. «Ya el primer día, un grupo de niños le mandaron una nota en la que le comunicaban que le iban a pegar después de clase porque la querían echar», según consta en la denuncia, en la que también figura que cada vez que sus compañeros pasaban junto a ella le daban un codazo o la arrastraban en la silla.

El calvario no acabó ahí, ya que, al parecer, los agresores hicieron circular un folio por el aula en el que recogían firmas para echarla. El acoso llegó a tal punto que un día se vio rodeada de nueve compañeros y compañeras, que intentaron tirarla por las escaleras. «Al no conseguirlo, la golpearon con las manos y los pies, a puñetazos y patadas, a la vez que la escupían», aseguró la madre ante la Policía. En los últimos dos meses y medio también ha recibido insultos, algunos contra la procedencia de sus padres, de nacionalidad mexicana. La llamaron «puta, hija de puta, imbécil, mongola y gilipollas» y le dijeron «vete a tu país, no sé qué haces en España».

El pasado día 5, un compañero llegó a amenazar con agredir a la madre «rompiéndole los dientes si nos llama la atención». Acto seguido, el mismo chico le pegó un puñetazo en el pecho izquierdo, del que la niña había sido recientemente operada. También recibió continuos insultos de otros tres compañeros.

El pasado lunes, día 14, se produjo la gota que colmó el vaso: la chica se encontró en la puerta de clase una nota pegada, llena de faltas de ortografía, donde decía «cuando ballas por la calle no presumas de tu hermosura por que puede aparecer el camión de la basura».

La niña, que llegó a amenazar con suicidarse, lleva una semana sin ir a clase por miedo. El lunes empezará en otro instituto, con la autorización de la Consejería de Educación y Ciencia.

«Los acosados son ellos»

Desde el colegio de la denunciante, el concertado Virgen Mediadora (Dominicas), aseguran que no tienen constancia de agresión alguna, al tiempo que afirman que la propia niña «molesta a sus compañeros». Fuentes del centro explicaron a EL COMERCIO que la trasladaron de clase porque tenía problemas en la anterior y que «los presuntos agresores dicen que los acosados son ellos». Recalcan, además, que la madre de la adolescente -A. D. A.- es una persona problemática y que ya denunció al colegio por malos tratos a la chica, celebrándose un juicio en el que «el centro escolar resultó absuelto».

La dirección de las Dominicas mantendrá mañana una reunión con los padres de los doce adolescentes denunciados, que se plantean emprender acciones legales contra A. D. A. La madre, por su parte, señala su alivio al lograr que cambien a su hija de colegio y acusa al centro escolar de «no hacer nada para evitar las agresiones».


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal