Tengo ganas de volver0

Lectures (605) 03/03/2006, 14:08  |  La-Vanguardia.-RAÚL-MONTILLA/Sant-Vicenç-dels-Horts  |  Etiquetes: #Vaga, #Salut laboral,

Jordi tiene 17 años, entre sus aficiones está jugar por Internet, chatear y poco más. "La verdad es que soy una persona un poco vaga", confiesa con una sonrisa. Es el estudiante de la Escuela Taller de Sant Vicençs dels Horts que, prácticamente desde que comenzara las clases, a finales del 2005, compañeros del centro le han pegado, torturado, amenazado y robado.

Ni esta institución ni el ayuntamiento aún no han lamentado los hechos

La semana pasada su caso salió a la luz, después de que la Guardia Civil informara de la detención de tres alumnos de la escuela por agredirlo de forma reiterada.

Alos dos días, agresores - en libertad con cargos- y agredido volvían a clase. Hasta el viernes pasado, Jordi afirmó haber recibido dos amenazas de muerte y dejó de nuevo de ir a clase. Lejos de rendirse, el lunes quiere volver a clase. Quiere echar tierra sobre lo ocurrido y que a su vida vuelva la "normalidad" que, según el Consell Comarcal del Baix Llobregat - institución de la que depende la escuela-, siempre ha existido en el centro. Ni esta institución ni el ayuntamiento aún no han lamentado los hechos.

"Esperamos que todo se solucione de una vez, incluso si las cosas se tranquilizan, no tendríamos ningún problema en quitar las denuncias", explica su padre, Manuel Rielo, que añade que está dispuesto a tender la mano. "Aunque creo que el centro no está actuando con mala fe y tampoco el Consell, nadie se ha dirigido a nosotros para preguntar cómo estamos, ni para preocuparse de la salud de mi hijo. Los únicos que nos han dado tranquilidad ha sido la Guardia Civil", confiesa Manuel.

El viernes pasado, afirman que otros dos alumnos amenazaron de muerte a su hijo si les ocurría algo a los tres compañeros - de 17, 18 y 19 años- que durante meses le han hecho la vida imposible. Manuel interpuso otra denuncia por amenazas y Jordi abandonó las clases. Pero el lunes volverá. "Ahora estoy bastante bien. Esta semana la verdad es que no estaba para ir a clase, estaba un poco atacado", reconoce. En el centro estudia electricidad. "Es bastante distraído, me gusta y son estudios que me pueden servir para tener un oficio. Estudiar no era lo mío, me gusta más la práctica que la teoría. Tengo ganas de volver mientras no se metan conmigo", señala.

Explica que no tiene miedo de sus compañeros de clase - con ellos nunca ha tenido problemas-, aunque "un poco" de otros alumnos. "La Guardia Civil me ha tranquilizado bastante. Los profesores me decían que no pasaba nada y que se tranquilizarían las cosas. Yo sólo quiero aprender un oficio", insiste. "Creo que es bueno que vuelva a ir a clase, siempre que no suponga una situación crítica o desagradable para él. Pero que no se rinda. Mientras, iremos al psicólogo después de pedir consejo a nuestro médico de cabecera, para trabajar los efectos que pueden haberle producido todas estas situaciones y ver por qué se deja someter", señala Manuel.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal