Fotonovela de la Logse0

Lectures (827) 07/03/2006, 09:42  |  Magisnet.-José-Manuel-LACASA-  |  Etiquetes: #LOGSE,

No es la primera vez que MAGISTERIO denuncia los males que la Logse está causando a nuestro sistema educativo. El problema es que cada vez se extienden más, tienen consecuencias a más largo plazo y es más difícil hacerlos frente. En este caso, evaluamos el efecto Logse en las etapas posobligatorias, y todos los indicadores confirman las sospechas: también para el Bachillerato, la FP y la Universidad, la Logse ha sido un desastre.

Cuando la primera “generación Logse” llega al indicador, este comienza a caer. Estos datos pertenecen a un informe publicado por el Instituto Forma de Investigación Educativa –ligado al Grupo Siena, editor de MAGISTERIO–, donde se analizan las posibles causas para que todos los indicadores comiencen a caer en el mismo punto. Y todos se descartan como actores principales, porque el protagonista de esta debacle es la Logse, que comienza a demostrar sus capacidades ya desde la primera generación que ha estudiado con ella. Nada nuevo, nada bueno (el informe El efecto Logse y otros cuentos se puede descargar en www.institutoforma.com).

El entorno socioeconómico de la Logse: no puede ser más favorable

Un nivel económico con evolución muy positiva

Uno de los principales candidatos para explicar que la Educación española no vaya bien es el nivel económico de nuestro país, aún por debajo del europeo. Sin embargo, tras años de mejora de nuestra economía, nadie ha notado que mejorara nuestro sistema educativo. Sin embargo, nadie explica por qué si el argumento funciona en un sentido, no funciona en sentido inverso. Como puede verse en el gráfico, nada relacionado con la economía puede ser culpable del descenso de los indicadores educativos españoles alrededor del año 2000.

Si quiere leerlo, puede encontrar todo el informe en la página web del Instituto Forma: www.institutoforma.com.

El nivel educativo de los padres, en constante mejora

Cada vez que hay malos resultados referidos a la Educación española, escuchamos que se debe al bajo nivel educativo de la población adulta. Y es cierto que es más baja que la europea. Pero lo que no explican es por qué se han detenido los indicadores educativos cuando es evidente que la generación actual de padres tiene un nivel académico muy superior al de los padres de los alumnos hace diez años. Lo que ocurre en realidad es que el nivel educativo de los padres no deja de subir –gracias en parte a que los padres estudiaron con la Ley General de Educación de 1970 (aquella que abolió la Logse)– y no se nota mejora en la Educación.

El punto de partida para analizar la Logse: fracaso escolar y “generación Logse”

El fracaso escolar, como primera herencia de la Logse

El fracaso escolar ha sido muy alto desde las primeras cohortes que estudiaron por el sistema Logse. Una escolarización obligatoria hasta los 16 años requería un soporte técnico y unos conocimientos de los que carecían quienes la diseñaron y la pusieron en práctica. El obtuso empeño de los legisladores en no dejar una sola salida a los alumnos más débiles, aquellos que llegaban más justos a la anterior edad obligatoria (14 años), hizo que engrosaran las filas de un fracaso escolar que, con la barrera de no poder seguir estudios profesionales reglados, tenía ribetes de auténtico fracaso social. Fracaso social que pasan a engrosar 100.000 alumnos al año. Un millón de habitantes cada década.

El “indicador tonto”: ¿cuándo llega la primera generación Logse?

La primera “generación Logse” es la de los nacidos en 1982, la de aquellos que alcanzaron la mayoría de edad a lo largo del año 2000. Es un dato sencillo e inocuo, a primera vista. Sin embargo, es la piedra angular que permite entender la razón por la cual bajan todos los indicadores alrededor del año 2000. Porque la caída existe, y aunque se ha achacado a diversas causas –inmigración, dinero...–, la única que coincide con el empeoramiento de nuestros indicadores y se convierte en el principal culpable de los malos datos es, en todos los casos, la llegada de la “generación Logse” al indicador. Es el denominado “efecto Logse”, que hunde nuestra enseñanza posobligatoria.

El efecto Logse actúa a lo largo de la posobligatoria estancando todos los indicadores

Cae la tasa neta de escolaridad a los 17 años

Los 17 años son la primera edad en que no es obligatoria la escolarización. Tras aumentar la Logse la edad obligatoria de los 14 a los 16 años, cabría esperar que a los 17 la tasa neta de escolaridad –es decir, los alumnos que continúan escolarizados a esa edad– aumentara. Sin embargo, se da la paradoja que a los 17 años estudian menos que cuando la escolarización obligatoria sólo duraba hasta los 14. Todo un triunfo. Y eso que a los 17 años aún hay numerosos repetidores en la ESO y en 1º de Bachillerato que más tarde abandonan...

La esperanza de vida escolar a los 6 años desciende

¿Se imaginan que la esperanza de vida de los españoles descendiese en unos años? Saltarían todas las alarmas sanitarias y se rompería una tendencia ininterrumpida desde la Guerra Civil. Pues eso mismo ha pasado con la esperanza de vida escolar de nuestros alumnos: desciende en 2004 hasta el nivel de 1996, y eso tras aumentar la escolarización obligatoria dos años. Sin embargo, ni una alarma educativa ha saltado, ni hay manifestaciones de padres preocupados por las calles. Y es que la Educación es distinta a todo.

La tasa de Bachillerato baja al mismo nivel que el fracaso escolar

Como no podía ser de otra forma, después de lo visto hasta ahora, el “efecto Logse” también ha conseguido que haya menos bachilleres que hace unos años. Y eso que el Bachillerato sólo dura dos años, y no cuatro. Se irán a estudiar Formación Profesional, dirán ustedes: pues tampoco, pues hay menos estudiando a los 17, y son los mismos los que acaban FP2 a los 19 que FPGM a los 18... En fin, que esta tasa, que llevaba décadas de ascenso vertiginoso, simplemente se detiene y cae en cuanto se implanta la Logse.

Y también van menos a la Universidad, vía Selectividad

Después de lo dicho, a nadie puede extrañar que la tasa bruta de presentados a Selectividad descienda cuando llega la “generación Logse”. Y, consiguientemente, la tasa de universitarios. Aunque algunos defienden que es bueno que haya menos universitarios y bachilleres y más graduados en FP, no parece de recibo que caigan los bachilleres, se mantenga la FP a gracias a esa caída, y aumente el número de los que no estudian nada. Se ha oído de todo sobre la Logse, pero poner como logro que estudien menos alumnos...

Los cuentos: ni el dinero, ni las ratios, ni los inmigrantes son la causa principal

¿Se acuerdan de la famosa ratio alumno/profesor?

Lo mismo hace años que no escuchan aquello de que lo prioritario era bajar esa ratio. Y las administraciones educativas se pusieron a ello: viendo el gráfico, se puede decir que el objetivo se cumplió. Sin embargo, ese devorador de recursos que es la Logse no ha conseguido mejorar ni un ápice la Educación española tras mejorar ostensiblemente las ratios. Por eso, y no porque hayan funcionado, las han dejado de oír a sindicatos y expertos de medio pelo. Ahora, si eso hubiera bastado...

Tampoco los inmigrantes tienen la culpa del descenso

Últimamente, y en vista de que el fracaso escolar aumenta imparablemente, no se oye otra cosa que la razón es el aumento de alumnos inmigrantes. Sin embargo, no hay bastantes inmigrantes para justificar todo el aumento del fracaso (tendrían que suspender todos, y varias veces). Además, nadie explica que el fracaso de los nacidos en España no se reduzca de ninguna manera, más que trampeando con las estadísticas. En resumen, todo apunta a que es el “efecto Logse” el principal responsable.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal