2 de cada 100 docentes, acosados por alumnos0

Lectures (861) 15/06/2006, 10:34  |  Magisnet.-Marta-Serrano  |  Etiquetes: #Salut laboral,

El profesorado valora distintos aspectos de su trabajo y pone de manifiesto un asunto preocupante: no sienten ningún tipo de apoyo por parte de los padres de los alumnos. Las posibilidades de promoción y la falta de apoyo por parte de las administraciones educativas también son asuntos calificados negativamente por el profesorado. Por el contrario, la valoración más alta es la que asignan a sus compañeros, al personal de Administración y Servicios y al propio alumnado.

En cuanto a la forma actual de elegir a los directores de los colegios o institutos, en general el profesorado está poco o nada de acuerdo en la manera en la que se elige la Dirección de los centros escolares. De hecho, cabe decir que los profesores están poco de acuerdo en cómo se gestionan y organizan los centros para el desarrollo del trabajo. Apenas un 4% está “muy de acuerdo” con la gestión y organización de los centros para el desarrollo de su actividad laboral.

La Escuela de Estadística de la Universidad Complutense de Madrid y el periódico MAGISTERIO presentan los resultados del Barómetro Escolar 2006. Este informe se enmarca en una serie de estudios que pretenden acercarse a la realidad escolar centrándose en asuntos de actualidad. Este año publicamos por primera vez una encuesta exploratoria al profesorado sobre su quehacer diario y sobre sus condiciones de trabajo.

Acoso y estrés

¿En qué medida se da el acoso laboral entre el profesorado? ¿Se desenvuelve en un clima de estrés laboral generalizado? En este sentido, en torno al 30% del profesorado de enseñanzas medias reconoce que “en alguna ocasión” ha sido acosado laboralmente por parte de sus alumnos, aunque sólo un 1,9% se siente acosado “habitualmente”. De hecho, la verdad es que en estas cuestiones se aprecia que los profesores interinos son los que sufren mayor acoso laboral por parte de los alumnos. Habitualmente dicen sufrir acoso por parte de los alumnos el 1,3% del profesorado funcionario o con contrato fijo frente al 4,8% de los docentes interinos. Entre los profesores que afirman haber sufrido acoso laboral por parte de los alumnos “alguna vez”, también hay diferencias: lo ha sufrido un 26,7% del profesorado funcionario frente a un 40,3% de los interinos.

Pero el colectivo docente no sólo se ve presionado desde abajo, es decir, por sus alumnos. Un 12,3% del profesorado afirma haber recibido acoso laboral por parte de sus compañeros y casi un 8% de los docentes manifiesta que ese acoso ha venido de la propia Dirección de su centro escolar. A veces, organismos de control del Ministerio de Educación como la inspección educativa o las administraciones de enseñanza también influyen de forma negativa en labor docente.

En este sentido uno de cada cuatro profesores, concretamente el 25,4% admite que “habitualmente” o al menos “en alguna ocasión” se ha sentido presionado negativamente por parte de los órganos de control del Ministerio de Educación (MEC) o por la inspección.

Según los propios docentes, en torno a un 5% reconoce haber solicitado una baja médica como consecuencia del estrés que le producía su trabajo en alguno de los tres últimos cursos. Esta situación es especialmente relevante en los profesores interinos (12,7%) frente a los funcionarios (3,1%). Las diferencias por sexos también son notables ya que las bajas médicas por estrés fueron pedidas por un 7,6% de las profesoras frente a un 0,8% de docentes masculinos que lo reconocen abiertamente. Las bajas, normalmente, no se prolongan por regla general más allá de las dos semanas.

En cuanto a la visión de la inmigración e interculturalidad en las aulas de nuevo la categoría del profesor marca diferencias. Los profesores interinos reconocen en mayor medida (47,8% frente a 25,7%) que los funcionarios o contratados fijos, que el hecho de la interculturalidad es muy enriquecedor. Por el contrario, poco o nada enriquecedor lo ven el 19% de los docentes con contrato fijo frente al 8% de los interinos.

En cuanto al trato dado por los alumnos a sus compañeros de origen extranjero, sólo un 26,7% del profesorado considera que los tratan “como si fueran españoles”. Llama la atención sin embargo el elevado porcentaje (42,7%) que admite el trato “con desconfianza” o “con indiferencia”. Incluso el 11,4% de los docentes admiten que los alumnos autóctonos llegan a tratar “con desprecio” o “con agresividad” a sus compañeros de origen extranjero.

Al respecto cabe destacar también que casi un 20% del profesorado rechaza que la mezcla de lenguas, razas y culturas en un mismo aula perjudique el rendimiento escolar del grupo. En concreto, mientras un 6,4% de los docentes sí opina que la mezcla perjudica el rendimiento del grupo en general y a este porcentaje se suma otro 24,2% que también está “bastante de acuerdo” con esta afirmación, hasta un 49,4% está “poco de acuerdo· con esta creencia y un 19,3% lo rechaza de plano.

En cuanto a la opinión del profesorado con relación al racismo de la juventud española la opinión del profesorado está muy dispersa. Casi el 40%, especialmente entre los profesores interinos, reconoce la existencia del racismo en los ambientes juveniles españoles y por ende, en los centros escolares.

Racismo

El 43,3% cree que los jóvenes no son racistas frente a un 39,9% que opina justo lo contrario. No obstante, en el caso del racismo en el propio centro escolar en el que trabajan, el posicionamiento del profesorado es más claro por cuanto que el 57,7% afirma que no existe racismo entre sus alumnos. De cualquier manera, no deja de llamar la atención que un 24,5% señale que sí hay racismo entre los alumnos del centro educativo donde trabaja.

Pese a todos estos datos, este Barómetro Escolar al profesorado con carácter exploratorio arroja una primera visión global muy positiva respecto al clima general. En términos generales tres de cada cuatro profesores (75,1%) se siente “muy realizado” o “bastante realizado” con su actividad docente y apenas un 3,7% de los profesores reconoce abiertamente no sentirse nada realizado con el trabajo que desarrolla.

Entorno de trabajo

Preguntado el profesorado por las condiciones físicas de su trabajo (iluminación, temperatura, ventilación, espacio, volumen de ruidos, etc.), pocos son los docentes que consideran su entorno físico y ambiental de trabajo como “incómodo” o “muy incómodo”. Casi la mital piensa que el medio laboral es “confortable” (44,8%) y “muy confortable” (3,4%).

En cuanto a la carga de trabajo habitual, seis de cada diez profesores la consideran como “adecuada” (58,6%). No obstante, hay un porcentaje bastante elevado, (en torno al 33%), que la califica como “excesiva” e incluso un 6,5% del profesorado la califica de “permanentemente excesiva”. Por el contrario sólo un 1,2% de los docentes creen que la larga de trabajo habitual es “baja”.

El clima dentro del Claustro escolar e incluso por departamentos es visto como “bueno” o “muy bueno” por parte de los docentes. Es más, contemplado en la perspectiva de los compañeros, los docentes valoran de forma muy positiva el clima laboral.

Ficha técnica

• Equipo de investigación

  • Sara Rodríguez
  • Navía Pasquín
  • Carlos Alcaniz Gallardo
  • Sara Bodas Merino
  • Luis Figueredo Cid
  • Natalia Pérez Abad
  • Cristina Pérez Martínez
  • Elena Pradell Huete
  • Esther López Labrador
  • Enrique Rodríguez Martín
  • Álvaro Gómez Fernández

• Coordinación

Profesor Lorenzo Fernández Franco. Escuela Universitaria de la UCM.

• Fecha de Aplicación del cuestionario:

Del 1 de marzo-al 26 de abril de 2006.

• Volumen de la muestra:

Estudio de carácter exploratorio realizado a 315 profesores de enseñanzas medias, fundamentalmente de centros públicos de Madrid, Cuenca y Segovia.

• Tipo de Muestreo:

Aleatorio simple y parcialmente estratificado.

• Forma de Aplicación:

Encuesta autocumplimentada en el aula en Centros previamente seleccionados, excluyendo intencionadamente los centros escolares situados en núcleos rurales.

“El docente interino es el más motivado de todo el profesorado”

Lorenzo Fernández Franco es profesor de la Escuela de Estadística de la Universidad Complutense de Madrid, desde dónde se ha llevado a cabo el Barómetro Escolar en el contexto de otra serie de estudios e investigaciones sobre el mundo escolar y el mundo universitario.

¿Qué novedades destacaría del Barómetro Escolar 2006?

Este año incorporamos preguntas sobre los hábitos de fumar y beber entre los jóvenes. Junto a esto, en esta ocasión por primera vez hemos hecho un estudio al profesorado de Secundaria para conocer cuál es el clima laboral con el que trabajan y saber también cómo contemplan ellos, desde su perspectiva como profesores, el tema de la escolarización del alumnado inmigrante. Cómo ven la interculturalidad.

¿Cómo valora esta primera encuesta al profesorado?

En principio, los profesores sienten la falta de apoyo de los padres de los alumnos… Los profesores han puesto nota a distintos aspectos relacionados con sus condiciones laborales y la verdad es que suspende todo lo relacionado con sus posibilidades de promoción, a lo que le dan una calificación del 3,74 y también obtiene una calificación negativa el apoyo que reciben por parte de los padres de los alumnos. Esto es lo más delicado porque hablamos de alumnos entre 12 y 16 años, es decir, de una etapa evolutiva de las personas de las más complejas. Sorprende el desinterés de los padres con relación a sus hijos y que el profesor se sienta sólo en su trabajo con grupos de edad tan complicados. No obstante, aunque esto es sorprendente y es un aspecto a destacar me gustaría señalar que es un primer estudio exploratorio y habría que investigar todas las respuestas más detenidamente y con una muestra más ampliada.

¿Hay diferencia entre docentes de centros públicos y privados?

Sería imprudente desagregar datos aunque sí se ven diferencias claras entre profesorado funcionario y docentes interinos. Normalmente el interino se mueve con más inseguridades, pero a mí me ha llamado la atención en este sondeo que es este profesorado el que aporta una visión más dinámica y más positiva del sistema educativo y de la realidad escolar. Incluso me atrevería a decir que es el más motivado dentro de la categoría de profesores.

¿Cuáles son los problemas del profesorado a la hora de contestar a las encuestas?

Creo que a cualquier profesional le cuesta trabajo reconocer en público las deficiencias con las que se encuentra en su puesto laboral. Si además se trata de una actividad educativa, con una importante proyección social, no es fácil que el profesor implicado se atreva a reconocer la situación en la que se encuentra porque a veces es como reconocer el propio fracaso, que es en realidad el fracaso del sistema educativo y de la sociedad que está abandonando a un sector importante.

El profesorado rechaza el modelo de gestión del centro, ¿cómo valora esto?

Creo que al profesorado sí le gusta participar en la organización y gestión del centro. No obstante, no todos tienen esa visión de conjunto que supone haberse dedicado de una manera expresa a la gestión. Aún así, las tareas burocráticas siempre son una interferencia en la labor docente.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal