El robo de los ideales pedagógicos0

Lectures (470) 21/10/2006, 22:35  |  el-Periódico.-Fabricio-Caivano.  |  Etiquetes: #LOGSE,

Los valores de la pedagogía activa valen para la infancia, pero se corroen al llegar a la adolescencia

Sostengo que hoy gran parte de los principios de la todavía llamada escuela nueva, que en Catalunya se formularon hace más de un siglo, han sido apropiados e instrumentalizados, paradójicamente, por eso que llamamos la sociedad audiovisual, del consumo y del espectáculo. Sus instrumentos tecnológicos y mediáticos son grandes educadores informales, penetran en todos los tiempos y espacios con su persuasión y sus valores de dudosa moralidad. Son potentísimos formadores de masas.

Un poco de historia. Frente a la vieja escuela autoritaria, clasista y selectiva, la nueva pedagogía propuso, en los años 60, su radical transformación. Sus ideas se abrieron rápidamente camino, entusiasmando a la mayoría del profesorado, anhelante de democracia y de renovación profesional. Su dedicación y su generoso esfuerzo consiguieron la aplicación general de sus principios educativos, enmarcados en un aura contagiosa de cambio social, de creación de una nueva escuela pú- blica y universal. La LOGSE recoge, en 1970, la aplicación de esas ideas progresistas.

SUS IDEALES siguen siendo adecuados, sobre todo en la etapa de la escolaridad infantil y primaria. La infancia es receptiva, tiene imaginación, curiosidad, explora activamente el mundo y el lenguaje. Pero los valores sólidamente adquiridos en este primer nivel de escolaridad se corroen al llegar al ámbito de la enseñanza secundaria obligatoria.

Los preadolescentes, adolescentes y jóvenes, fuera del tiempo y en ningún lugar, habitan en la sociedad mediática que, con su invasora estética y su fuerza uniformadora, inculca sus peculiares modelos de vida, de consumo y sus valores hiperindividualistas. Y esta instrumentalización mercantil vuelca masivamente sus efectos perniciosos sobre el alumnado familiar y culturalmente más frágil. La enseñanza secundaria revela hoy problemas de convivencia, conflictos y conductas graves, minoritarios, pero preocupantes. En este nivel de escolaridad, los viejos ideales pedagógicos del 68 son la ideología pedagógicamente correcta, bendecida por la administración educativa, que se ve desbordada por la gestión urgente del día a día, y legisla desde arriba, prescindiendo a menudo de la participación del profesorado a pie de aula. Enunciemos algunos principios de la escuela nueva o pedagogía activa: antiautoritarismo; centralidad del alumno y de sus intereses; enseñar deleitando, aprender divirtiéndose; abrir la escuela a la realidad. Sin duda, fueron muy adecuados para la sociedad del momento, pero hoy esta ha cambiado radicalmente. Los tiempos y los espacios de socialización se han multiplicado y desbordan ya el ámbito de la escuela. Y esta no encuentra suficiente apoyo social, familiar y mediático en su doble función de impartir conocimientos y de formar ciudadanos. Tiene competidores muy eficaces basados, paradójicamente, en aquellos principios educativos ideales, que han sido robados e instrumentalizados por la estética compulsiva de la modernidad. Veamos.

a) El antiautoritarismo se manipula ahora como exaltación de la libertad sin límites del individuo. La juventud es la religión de la sociedad entera. Derechos sin deberes, permisividad sin límites ni referentes claros. Tú eres libre.

b) Los intereses del alumnado son ahora definidos e impuestos emocionalmente por los nuevos educadores de masas, la publicidad y el imaginario audiovisual. La racionalidad y el pensamiento abstracto pierden terreno. La emoción le gana la partida a la razón. Tú escoges.

c) La diversión es el núcleo duro de la sociedad del espectáculo, un estilo global que se centra en el presente y tapona el deseo racional y responsable de un futuro personal. Diversión contra conocimiento. La disciplina, el esfuerzo, la autorresponsabilidad y la búsqueda de la excelencia no son divertidas. Diversión. Tú diviértete sin límites.

d) La escuela se ha abierto a la realidad, pero esta la ha invadido y colonizado con su estela de inmoralidad, de vulgaridad y de banalización del Bien y del Mal. No hay límites ni referentes. Tú puedes hacer lo que desees.

SOBRE ESE ácido abono moral, la convivencia escolar, hoy con problemas nuevos e imprevistos, se corroe y aumentan las conductas reprobables. Sin autoridad ni sanción no es educable quien no quiere aprender. La enseñanza secundaria necesita hoy con urgencia su propia puesta al día. No hay soluciones simples o mágicas. Los conservadores optan por la nostalgia: la recuperación de un pasado familiar y educativo idealizado. Los progresistas están desconcertados. No hay vuelta atrás, pero es muy difícil afrontar el futuro. Se hace necesario que el profesorado más concienciado, desgastado por el malestar, reflexione acerca de las razones globales de la crisis de la secundaria, plantee sus condiciones y busque nuevas alianzas en la sociedad. Debemos escuchar sus reflexiones, exigencias éticas, de recursos y de reorganización interna. En resumen, que la secundaria haga hoy su propia renovación pedagógica. Cuando la sociedad cambia tan profunda y radicalmente, los ideales educativos envejecen rápido, plantean nuevas dificultades al aquí y ahora y se hacen casi inaplicables ante las imprevistas nuevas realidades.

Fabricio Caivano, fundador de Cuadernos de Pedagogía


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal