Abofeteada y amenazada de muerte por una madre0

Lectures (823) 24/10/2006, 12:16  |  Ideal.-JOSÉ-R.-VILLALBA/GRANADA  |  Etiquetes: #Salut laboral,

La docente, con sólo un año de carrera profesional, se dirigió a la mujer para comentarle la gamberrada que su hijo de cinco años había cometido en el cole. Exigen custodia policial para abrir hoy el centro.

Un crío de cinco años arremete contra uno de tres en el patio del colegio Arrayanes de Granada. La profesora corrige ese comportamiento en clase y además decide trasladar a la madre el suceso para que amoneste a su hijo. La respuesta de la progenitora del menor fue lanzar a la cara de la docente una bolsa de macarrones, golpearla con una barra de pan y después emprenderla a bofetadas, una tras otra, hasta que lograron reducirla. No contenta con esta contestación a la joven maestra, que apenas acumula un año de servicio tras aprobar las duras oposiciones enseñanza como guinda a los tres años de la carrera de Magisterio, se dirige a la directora del centro educativo, ubicado en la zona norte de la ciudad. De la forma más irracional y desafiante que cualquier persona pueda imaginarse le dice de forma literal: «Le he pegado a la maestra y se la va a cargar». Se marchó con el niño, que presenció todos los hechos, cogido de la mano. Pero volvió y no sola. La acompañaban tres individuos de la misma familia provistos de barras de hierro y otros objetos contundentes. El patriarca avisa a la directora: «Si denuncia, la matamos». La profesora tardó poco en presentar la correspondiente demanda contra los agresoras. La directora del centro educativo también cursó otra denuncia más.

Todo el profesorado de este colegio, que desde hace años desarrolla una labor educativa encomiable con alumnado que de forma mayoritaria procede de familias marginales, no se atrevió a salir a la calle porque los miembros de esta familia esperaban en la puerta la salida de la docente para agredirla de nuevo. La llegada de un coche de la policía nacional permitió dispersar a los miembros de esta familia y trasladar a la joven maestra vejada al hospital de Traumatología, donde la curaron de sus heridas y la sedaron para frenar la crisis de ansiedad que la azotaba.

Una agresión impulsada, únicamente, por la preocupación de una maestra ante el comportamiento de un alumno que no respeta las normas básicas de convivencia. Lo fácil hubiera sido mirar hacia otro lado, pero los profesionales se distinguen siempre por su buen hacer.

La familia del agresor también ha presentado denuncia, según han comunicado desde el centro educativo.

El responsable sindical del profesorado no universitario de CC OO-Granada, Diego Molina, ha exigido a la administración educativa una custodia policial permanente duran te la jornada de hoy en el colegio Arrayanes, para evitar posibles represalias de los agresores contra el centro.

Otras medidas

Una medida que irá acompañada de otras más contundentes en los próximos días que deberán ser consensuadas con el resto de organizaciones sindicales. «Estamos hastiados de reivindicar medidas de apoyo a la Administración para frenar esta lacra. Pero en esta ocasión, ya no deben ser solo los profesores, los sindicatos o la Consejería de Educación quien adopte medidas, sino la Justicia. Los tribunales deben hacer caer todo el peso de la ley contra una mujer que abofetea a una funcionaria del Estado. Y si es necesario condenar con cárcel que se haga porque este tipo de energúmenos no pueden anular el trabajo de un docente. Si este hecho queda sin penalizar será el signo más patente de que nos estamos cargando el sistema educativo por culpa de energúmenos que actúan como animales», denuncia Diego Molina.

La crisis nerviosa en la que se encontraba atrapada ayer la profesora agredida la obligó a hacer las maletas para volver a su tierra tras esta amarga experiencia, cada vez más frecuente entre los responsables de educar a las niños y adolescentes de esta sociedad. La carrera profesional de esta maestra acababa de empezar apenas hacía un año y quizás este dramático suceso pueda

Los últimos juicios contra los agresores de profesores funcionarios del Estado han sido juzgados como delitos y no como faltas, lo cual permite imponer penas de cárcel que se pueden cumplir si estas personas tiene antecedentes penales.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal