La mayoría volvería al sistema anterior a la Logse0

Lectures (835) 14/03/2007, 13:20  |  Magisnet.-Adrián-ARCOS  |  Etiquetes: #LOGSE,

Alrededor de un 60% de los profesores volvería a la estructura educativa de los años 70 y 80, es decir, a la Ley General de Educación, aunque el 93% de ellos está contento con su trabajo.

¿Volvería a una estructura organizativa de los años 70 y 80?

Los profesores consideran las condiciones de enseñanza actuales más complicadas porque el entorno social en el que tienen que desarrollar su trabajo es también más difícil, y ese entorno social se ha producido por la Logse y los cambios culturales y tecnológicos que proponía. Es una de las apreciaciones del catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación y secretario general de la OEI, Álvaro Marchesi, autor del informe Las emociones y los valores del profesorado, promovido por la Fundación SM y presentado el pasado 9 de marzo.

El informe evidencia que a más de la mitad de los docentes le gustaría volver al sistema organizativo propio de los años 70 y 80. Los profesores de Secundaria y los centros públicos son los que muestran más insatisfacción con el modelo de Educación procedente de la Logse, un 59,6% y un 62,9% respectivamente.

Homogeneidad

Álvaro Marchesi explica que los maestros de Primaria “añoran tiempos más homogéneos y unas condiciones de enseñanza más tranquilas, ya que consideran que hace 30 años no existía una situación tan diversa en las aulas, se mostraba más interés por parte de los alumnos y la pluralidad cultural era menor”.

Sin embargo, el descontento con los resultados de la Logse se refleja también en que el 75% del profesorado en activo considera que la Educación ha empeorado en los últimos años, mientras que sólo el 21% que ha evolucionado para bien, lo podría contradecir la tesis del Marchesi, uno de los fundadores de la reforma educativa.

Frente a esta insatisfacción, el informe señala que un 93% de los encuestados está contento de la profesión elegida y un 56% valora positivamente sus condiciones laborales. De hecho, el 78% asegura que no dejaría de ser profesor por nada. En esta línea, los profesores de Primaria (84%) están más contentos con las condiciones laborales que los de Secundaria (70%).

Es decir, no estaría tan claro que los docentes añorasen la homogeneidad anterior, como lo que añoran sería sencillamente un sistema educativo mejor: según los datos, están contentos con su trabajo en situaciones no homogéneas, pero piensan que el sistema anterior era mejor que la Logse.

Instituciones

Sólo el 15% de los profesores confía bastante o mucho en el Ministerio de Educación y en las consejerías. Algo más, el 30%, confía en la Universidad. Para Marchesi “la institución de referencia y la más valorada por los profesores son los centros de formación, que responden mejor a sus demandas”. La mayoría de docentes, además, asegura no sentirse apreciada ni por la sociedad ni por la Administración (67%), sólo un 6% se siente valorado socialmente y un 9% cree que la Administración valora su función social.

El resumen de todas estas percepciones perfila, según Marchesi, la profesión docente como una profesión paradójica. “Los docentes están satisfechos con su trabajo, pero creen que no les valora la sociedad ni la Administración y consideran que la situación educativa ha empeorado. Además, confían en la sociedad, aunque intuyen un futuro de la Educación oscuro y unas posibilidades de mejora escasas”, concluye Marchesi.

Escaso apoyo de la familia

Los profesores están contentos con su trabajo docente, pero creen que la estructura del sistema educativo, la actitud de los padres y la respuesta de los alumnos son insatisfactorias.

La mayor inquietud de los profesores está en la falta de compromiso de la familia. Según el informe de Marchesi, un 55% detesta que los padres no se preocupen de la Educación de sus hijos.

En cuanto al mayor defecto de los alumnos, el 64% del profesorado opina que se esfuerzan poco y el 25% destaca su escasa responsabilidad. Por debajo del 5% están los que consideran la falta de solidaridad, el carácter violento o la poca responsabilidad.

Para Marchesi, “los profesores sienten que tienen menos autoridad que en el pasado y es un motivo de su malestar”. Un 40% rechaza que los padres les desautoricen delante de los hijos. Cómo no, Marchesi piensa que “la falta de autoridad de los docentes no deriva tanto de las normas legales establecidas, sino de una actitud social permisiva, de unos padres más tolerantes, de un entorno que no frustra al alumno y que le da todo lo que pide”.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal