Más silencio en la sala de profesores0

Lectures (476) 28/05/2007, 12:16  |  Juan Pedro Rodríguez

Señor Presidente de SPS:

Permítame comunicarle que hace unos días fue publicado en diversos medios que la verosimilitud de mi novela El paripé o los desertor@s de la tiza (que está siendo publicada por entregas en Internet) había de ser tomada bien en serio y se aportaba la prueba de que en el IES donde se había fraguado su argumento era imposible colocar un cartel anunciándola en el tablón de "anuncios" de la sala de profesores: una garra inquisidora se encargaba de arrancarlo y destruirlo como evidenciaron, al principio, los restos hallados en la papelera, y, al final, la foto que pude realizar mientras se profanaba, en el más absoluto de los silencios, el cuarto cartel.

Poco más de 24 horas después de tener lugar el último y bochornoso hecho, el inspector irrumpe en la sala de profesores en un recreíto, seguido de la directora y del jefe de Estudios, cruzan los en hilera ante una docena de compañeros, se plantan ante el tablón de anuncios de la discordia y, sin decir ni pío, muestra la directora al inspector la 'solución' que ha dado al caso: cubrir con documentos diversos la zona en cuestión del tablón para que así no quede espacio para otro subversivo cartel. En cuestión de un minuto, y sin haberse abierto una sola boca en la sala de profesores, en nueva hilera desaparecen los tres dirigentes de la enseñanza actual en ese Centro.

El quinto cartel fue, evidentemente, colocado en su jueves correspondiente y en su nuevo y apropiado lugar, como es seguro que no habrá dudado usted; pero esta vez pegado con cola en la parte trasera de la puertecita del casillero del novelista-profesor al objeto de que, aprovechando los 'descuidos' de una puertecita siempreabierta pueda ser anunciado a los demás compañeros que los capítulos 14 y 15 pueden leerse desde ese día en Internet.

Como no podía ser menos, el cartelito, aunque de menor tamaño esta vez, va también escoltado con otra décima, la 2ª:

Cual pertenencia de mí
-y sólo para mirarlo
pero no para robarlo-
está este cartel aquí
pues no puede estar allí;
mas si persona cualquiera
osara y me destruyera
o el escrito o el soporte
no espere que yo me porte
de tan rastrera manera.

Pero la sempiterna duda siempre asalta a la razón: ¿Será la cola empleada para fundir el papel con la madera lo suficientemente buena como para resistir los envites de las pintadas uñas de una garra inquisidora? ¿He de ir pensando ya en las paredes o en el techo con vistas al próximo jueves?

Atte.

Jaén, 17 de Mayo de 2007

Juan Pedro Rodríguez www.juampedrino.com


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal