«Me han dicho que la chupas, guarra, puta» no es motivo de expediente0

Lectures (673) 17/06/2007, 00:48  |  Diario Información. VICTORIA BUENO  |  Etiquetes: #Salut laboral,

El informe en el que se basa la Conselleria de Educación para no actuar con respecto al acoso denunciado en Comisaría por la madre de una alumna de 14 años del Instituto Miguel Hernández de Alicante, después de que ésta lo contara en medio de una crisis de ansiedad ocho meses después de que comenzaran los presuntos insultos y vejaciones por otros cuatro alumnos del mismo centro, concluye que «no se han encontrado motivos para expedientar» a ninguno de los alumnos denunciados.

El Instituto Miguel Hernández resta importancia al acoso denunciado

En su informe, la jefatura de estudios y los psicopedagogos no encuentran motivos para la apertura de ningún expediente

Sobre dos de estos estudiantes pesa una orden de alejamiento dictada por la magistrada del juzgado de menores número 3 de Alicante el pasado día 30 de mayo, por la que se les prohíbe expresamente aproximarse a la alumna que se siente acosada a una distancia inferior a 300 metros. Además, sobre el estudiante que compartía clase con esta menor, se concreta que se debe proceder a cambiarle de clase y evitar que se comunique con la alumna por cualquier medio, tanto dentro

La jueza adoptó estas medidas cautelares tras atender una primera demanda en este sentido por parte del Ministerio Fiscal y escuchar tanto al equipo técnico de los juzgados - psicólogos - , como a los letrados de la defensa y al representante de la Conselleria de Bienestar Social.

El instituto concluye por su parte en el informe redactado sobre este caso al día siguiente de que la madre de la menor presentara la denuncia, que se ha procedido a «cumplir las instrucciones dictadas por la autoridad judicial». De hecho, el contacto de los alumnos denunciados con la menor ha sido nulo desde que se dictara el auto judicial, como confirma la familia de la alumna acosada, aunque el proceder de los responsables del instituto no ha favorecido que la menor se haya podido incorporar a clase con normalidad.

Y es que de la lectura del informe elaborado por el centro sobre lo sucedido se desprende que se resta importancia a las denuncias de la alumna. Entre las declaraciones de la menor acosada, el documento del instituto recoge que la estudiante comentó que le han llamado «puta» desde hace tiempo y con cierta frecuencia. Que también le decían «guarra» y «chúpamela» y que a

Entre los alumnos denunciados, uno de ellos declaró ante los profesionales del instituto que se había dirigido a la menor con términos del tipo «me han dicho que la chupas, guarra, puta», pero que lo hacía en broma y que no pensaba que le sentara mal a la compañera. Otro dijo que él sólo acompañaba a uno que insultaba a la chica pero que él no había hecho nada, que sólo le hacia gracia aunque comprendía que había hecho mal. Un tercero aseguraba que ya hacía tiempo que no hacía esas cosas, y otro de los denunciados apuntaba que una vez se tropezó en la escalera del centro y que cayó sin querer sobre la alumna, quien en su declaración ese mismo día ante la Policía decía sentirse «muy mal, humillada y pasando mucha vergüenza» porque los intentos de tocarle eran presenciados por otros compañeros del instituto y nunca delante de los profesores.

Educación sólo dispone del informe elaborado por el instituto y prefiere actuar con cautela.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal