El profesor soliviantado0

Lectures (1496) 27/06/2007, 11:18  |  Juan Pedro Rodríguez  |  Etiquetes: #Salut laboral,

Sr. Presidente de SPS:

Hace unos días se publicó en diversos medios un escrito mío titulado “El profesor dormilón” en el que, tras exponer dos hechos gravísimos ocurridos contra mí en mi centro de trabajo, acababa indicando que ninguno de ellos me quitaba el sueño pues la limpieza de mi conciencia así me lo permitía. Pero, aunque lo que digo a continuación pueda parecerlo, ni esto es un sueño ni debe llevar a engaños..

Digo esto porque el hecho de que no me quite a mí el sueño ver cómo la directora del IES Torre Olvidada, de Torredelcampo (Jaén), me suelta en claustro celebrado el pasado 6 de Junio una veintena de insultos (nueve de ellos por escrito); o que el jefe de Estudios haga lo propio; o que se acose a mis compañeros para firmar un manifiesto contra mi novela El paripé o los desertor@s de la tiza, que se está publicando por entregas en internet;… y que, llegada la noche, yo pueda dormir con eso en el cuerpo, no debe llevar, como digo, a engaños a nadie: esa primera encerrona me cogió totalmente prevenido pues barruntaba que estaban preparándola. Algo semejante ocurrió con la segunda, por lo que el hecho de que no me quite a mí el sueño ver cómo el inspector de ese IES acude al recreo siguiente para arengar a los todavía no firmantes y para arremeter contra el autor de esa novela, tampoco debe llevar a nadie a engaño pues, como quedó demostrado, a todas luces se vio que ese inspector allí mandaba poco.

Todavía ha ocurrido un tercer hecho: semana y media después de la segunda encerrona recibí citación del juez de instrucción para acudir el pasado 25 de Junio a un juicio de faltas en el que se me acusaba de injurias y amenazas firmadas el día 4 de Junio por los directivos del Centro (Srª. Araceli Peña Aranda y Sr. Manuel J. Pestaña Cañete), con orden de alejamiento incluida, basadas en que yo hago la señal de cortar un cuello cuando me cruzo a solas con la directora, o que la persigo con mi coche por la autovía, o que la espero a su puerta para “escoltarla”, o que tengo ya preparada otra segunda novela en internet con “calavera” pintada en su portada para amedrentarla,… Pero eso,… la verdad,… tampoco me ha quitado el sueño pues me esperaba ya como inminente un golpe bajo y, si he de ser sincero, hasta me alegré de que no hubieran involucrado en la denuncia a algún alumno o alumna o compañero.

Pero lo que sí ha cambiado ya algo la cosa, y bastante, ha sido que, llegadas las 10.20 del día 25, llegada la hora del juicio, ni la directora ni el jefe de Estudios aparecieron por ningún sitio pues la denuncia había sido retirada,… Y eso,… la verdad,… sí que me ha soliviantado un poco.

Pero el sueño me lo va a quitar otra cosa: ¡Que yo haya presentado ya cuatro denuncias contra estas personas (de las que no pienso ni por asomos retirar ni una sola coma), y que todavía no se me haya hecho caso a ninguna de ellas, y que se estén pudriendo esas denuncias en el silencio administrativo,… eso,… la verdad,… eso sí que me puede quitar el sueño!

¡Debe ser que la justicia aquí en España es trabajosilla! La esperaré, pues, sesteando, como buen andaluz que soy.

Atte.

Jaén, 26 de Junio de 2007

Juan Pedro Rodríguez www.juampedrino.com


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal