La familia de la última alumna atacada pide 1.300 euros0

Lectures (591) 14/11/2007, 10:31  |  Málaga Hoy. P. D. A. / R. C. / E. P. / MÁLAGA  |  Etiquetes: #Violència escolar, #Salut laboral,

La madre de la alumna del instituto José María Torrijos que la semana pasada fue agredida por una compañera que le produjo daños en la dentadura ha manifestado que no era la primera vez que su hija era molestada por otros escolares, que supuestamente habrían llegado a derramarle un zumo por la cabeza y que constantemente se mofaban de ella por su aspecto físico. La presunta agresora ha sido expulsada durante un mes y la progenitora de la víctima reclama una indemnización de 1.300 euros para el tratamiento del dentista, ya que no hubo un solo diente dañado, como trascendió en un principio, sino que fueron tres las piezas dentales afectadas.

Zanda Ernández, la madre de la menor, incidió ayer en que la agresión de la semana pasada no era la primera que sufría su hija, aunque especificó que las acciones anteriores no habían implicado tanta violencia física. Ésta relató que en una ocasión otras compañeras le derramaron un zumo sobre la cabeza y que otros alumnos la solían molestar riéndose de su aspecto físico.

Los hechos que han llevado a actuar a la dirección del centro educativo, a la Policía Local y a la Fiscalía de Menores se produjeron la semana pasada. Ernández explicó que su hija pretendía salir al patio, pero que en la escalera de acceso había un grupo de niñas, entre las que se encontraba la presunta agresora. Según su relato, les pidió que se apartaran para bajar y éstas se negaron. Tras solicitárselo varias veces más y obtener la misma respuesta, la menor trató de pasar, momento en el que fue empujada. Como consecuencia de la caída, la joven sufrió daños en tres piezas dentales que requerirán un costoso tratamiento de reconstrucción y que su madre asegura no pueden abonar, de ahí que reclame una indemnización de 1.300 euros a los padres de la supuesta agresora.

La dirección de este centro de la capital actuó con rapidez y, tras analizar el caso, optó por expulsar un mes a la chica que la empujó. Ésta estuvo el sábado declarando ante los especialistas del Grupo de Escoltas, Menores y Atención Ciudadana (Gemac) de la Policía Local de Málaga, que ya ha remitido un informe a la Fiscalía de Menores por si considera oportuno adoptar alguna medida más.

Los del instituto Torrijos de la capital y el colegio Eduardo Ocón de Benamocarra no son los primeros casos de violencia escolar que trascienden este curso en Málaga. El mismo instituto Torrijos fue escenario de otra agresión en octubre pasado: un alumno del centro fue grabado mediante un móvil mientras era golpeado por un compañero, que fue expulsado.

Por otro lado, dos maestras han denunciado ataques de padres de alumnos y el director del instituto Torre Almenara de Campanillas, Antonio Escámez, ha llevado a los tribunales la paliza que sufrió de manos del hermano mayor de uno de sus alumnos. El atacante, cuya actuación será juzgada como un delito de atentado contra funcionario público, habría obrado así en venganza por la expulsión temporal impuesta a su hermano pequeño que, a su vez, había golpeado a otro chico.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal