Condenan por primera vez a un menor por acoso escolar0

Lectures (332) 30/12/2007, 19:44  |  levante-EMV. J. Francisco Mestre/Palma  |  Etiquetes: #Salut laboral,

La Audiencia de Palma ha dictado la primera sentencia contra un menor por acoso escolar en un centro de enseñanza de Mallorca. Los jueces han condenado al acosador a cumplir 50 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad por vejar a un compañero de su clase. Esta misma medida de sanción ya la adoptó el juez de menores, que condenó al menor por una falta continuada de malos tratos.

Este alumno sufrió el acoso escolar durante los meses de septiembre y octubre del pasado año en el colegio Sant Vicenç de Paúl, en la localidad mallorquina de Sóller. La sentencia declara probado que el menor condenado, junto con otro compañero, se dedicó a instigar a otro escolar de su mismo curso, propinándole empujones, golpes detrás de las orejas y collejas. También denunció la víctima que sus dos compañeros intentaron que se cayera cuando estaba entrenando en bicicleta. El menor que ha sido víctima de este acoso por parte de un compañero puso en conocimiento del director del centro educativo las continuas vejaciones que estaba sufriendo. El propio director tuvo que asistir a juicio y declarar como testigo. Su declaración fue una de las pruebas que utilizó el juez de menores para determinar que los hechos que denunciaba el alumno de Sóller eran ciertos y, por tanto, merecían una sanción penal.

La Sala establece la diferencia entre los que podrían tratarse de simples bromas a un acoso a un compañero. Precisamente la defensa del menor condenado estableció que se trataba de una denuncia exagerada, que no existió nunca un acoso hacia el denunciante más allá de alguna que otra broma. El tribunal cree, en cambio, que no se trata de bromas, sino de una actuación delictiva.

La sentencia incide sobre todo en comparar las declaraciones del acosador y la víctima. El primero declaró que era cierto que le hacía collejas a su compañero y que le llamaba por un mote, y no por su verdadero nombre, pero «que lo hacía en broma y era algo normal». El denunciante, en cambio, dejó claro al juez que al principio de curso todo era normal, pero que después la situación fue a más y se convirtió en algo continuo.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal