Las enseñanzas del futuro0

Lectures (489) 25/11/2008, 09:28  |  tonteriasocasionales.blogspot.com

Hace unos días, en un post anterior, comenté que soy estudiante de Magisterio. No crean que fue una confesión sencilla, tengo una reputación que mantener. Hay carreras universitarias que están muy mal vistas, sobre todo por la clase de elementos que suelen optar por cursarlas.

A veces creo que me iría mejor comentando que hago un módulo de fontanería o mecánica, pero se me da fatal mentir.

Paso muchísima vergüenza cada vez que sale algún gili por la tele y de repente le da por comentar que es diplomado en Magisterio. No sé porqué, pero hay montones de imbéciles atraídos por esta diplomatura. Durante un tiempo llegué a pensar que me estaba equivocando en algo.

Sin ir más lejos, el panorama en mi clase es de lo más desalentador: la mitad de las niñas (sólo hay un chico) no manifiesta vocación alguna por la enseñanza e incluso una ha llegado a confesar (! ) que odia a los niños porque son insoportables (sic). Y no, no lo dijo en un momento de furia. Espero, por el bien de la humanidad y de las generaciones futuras, que no nunca llegue a finalizar la carrera.

En cuanto a la otra mitad, son todas buenas chicas, pero bastante ñoñas e inmaduras, salvando media docena de honrosas excepciones.

Una cosa que también me llama mucho la atención es que casi todas son entre guapas y guapísimas y jamás se les ve desmaquilladas, ojerosas, mal conjuntadas o con el pelo encrespado. Sé que en otras carreras no es tan común tanto glamour y me preocupa.

Sin embargo, la cuestión más escabrosa de todas la descubrí el año pasado, transcurridas unas semanas del inicio del curso: ¡¡No saben leer!! No es broma. Ayer hablé de analfabetos y hoy les hablo de algo bastante similar. Una de nuestras profesoras disfrutaba poniéndonos a leer en voz alta para el resto de la clase. Y la mayoría era incapaz de hacer las pausas o dar la entonación correcta al texto, signo que suele ser indicador inequívoco de una mala compresión lectora (o de un nerviosismo extremo). Más de una dio muestras de no comprender bien textos bastante sencillos (por todo lo que he comentado anteriormente, habrán podido deducir que para sacar esta carrera no es preciso ser un cerebrito, por lo que no hemos tenido que enfrentarnos a cuestiones demasiado profundas o farragosas).

Ya ven ustedes que el asunto no pinta muy bien. Esas jovencitas tan arregladas que se ven en las puertas de las universidades, charlando animadamente con otras jovencitas arregladas son las futuras maestras de sus hijos. Y sus mayores preocupaciones se centran en el peinado, el buenorro de la esquina y poco más.

Por todo ello, a menudo me pregunto de qué se asombran los que hacen e interpretan los resultados de los informes PISA y similares. Que miren un poquito lo que se cuece en las universidades y pronto hallarán la respuesta.

Al fin y al cabo, a todos debería mosquearnos que una lerda del calibre de la Infantonta ejerza como maestra…¡¡Qué desdoro para las que nos tomamos esto en serio!!


(En la imagen, una de mis compañeras ejerciendo en el futuro. Nótese lo bien pintados que lleva los labios y cómo luce los tacones.)

http://tonteriasocasionales.blogspot.com/2008/11/en-la-imagen-una-de-mis-compaeras.html


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal