La Educación del país de las maravillas0

Lectures (628) 26/03/2009, 08:26  |  Magisnet.com. José Manuel Lacasa  |  Etiquetes: #LOGSE, #LOCE,

El injustificado optimismo de nuestros responsables del Ministerio de Educación choca con la realidad de unos datos que nos sitúan entre los peores de Europa de cara al cumplimiento de los objetivos de Lisboa de 2010.

Eva Almunia, la secretaria de Estado de Educación y Formación, compareció el pasado martes 17 en la Comisión Mixta para la Unión Europea para informar sobre la materia de Educación de la Estrategia de Lisboa. No era plato de gusto, teniendo en cuenta que es difícil encontrar un dato bueno en esta materia para España.

Pues bien, había que dar cuenta de los catastróficos datos de abandono escolar temprano: tenemos el triple (31%) que el objetivo de Lisboa (10%, y sigue aumentando). De los no mejores datos de nivel educativo de los jóvenes (que es del 60% y debería ser del 85%). Del nivel de Lectura de los alumnos de 15 años según PISA (donde empeoramos por tercera oleada consecutiva). De los graduados superiores en Ciencias, Matemáticas y Tecnología (indicador en el que empeoramos año a año y que de seguir así tampoco cumpliremos en 2010: el efecto Logse llega a la universidad con retraso). De la formación permanente, objetivo que a lo mejor la crisis económica nos da el empujoncito necesario para cumplir en 2010. O el del gasto en Educación en relación al PIB.

Sobre este objetivo hay mucho que hablar: el gasto en este concepto apenas se ha movido en un escenario de constante aumento del PIB desde 1996. Es curioso reseñar que, de momento, este Gobierno ha gastado menos en Educación (en relación al PIB) que la media de los años del PP. Ahora, tal y como se están poniendo las cosas, es posible que en 2008 el gasto en Educación en relación al PIB se dispare, y en 2009 a lo mejor ya hemos alcanzado el objetivo. Es que no hay forma más fácil de aumentar este indicador que hundiendo el PIB.

Pues bien, con estos datos, Almunia comenzó diciendo que iba a dar cuanta de los “progresos realizados”. Nadie se removió en la sala, curiosamente.¿Progresos?

Pues sí: hemos mejorado, desde 2000 la escolarización de los alumnos de tres años doce puntos. ¿Es objetivo de Lisboa? No, fue un invento de este Gobierno, con la excusa de que tal medida mejorará el fracaso escolar. Eso sí, dejó muy claro que en este tema somos los cuartos de Europa, contraviniendo la recomendación de la propia ministra de Educación, que a menudo nos dice a la prensa que “para lo único que no deben servir los datos en Educación es para hacer ránkings”. Debe ser que no deben servir para ordenar a los países cuando los datos españoles son malos. Ahí sí que estuvo obediente Almunia, pues no volvió a decir el lugar de España en el contexto internacional.

Pero ahora viene lo duro, nuestra desastrosa Secundaria. Pues la secretaria de Estado metió cinco indicadores en uno, los definió tres veces, divagó otras tantas, dio el dato aislado de que estamos en el 31% –sin ninguna otra referencia, ni puesto, ni evolución: les recuerdo que tenemos que alcanzar el 10% en 2010, somos los antepenúltimos de la UE y hemos empeorado dos puntos desde 2000– de abandono temprano. Eso sí, destacó varias veces el compromiso del Gobierno con este tema, y dijo que los alumnos de FP de Grado Superior estaban muy satisfechos. Del fracaso escolar, del Bachillerato y de la FP de Grado Medio, ni medio dato. De PISA, tampoco. Nada, ya los leerán en MAGISTERIO.

Luego pasó a la parte más suave: los objetivos que a lo mejor conseguimos: dijo que en graduados superiores en Ciencia y Tecnología estábamos por encima del objetivo, y que en formación permanente nos acercábamos (aunque atribuyó una supuesta mejora espectacular a lo que en realidad es una simple ruptura de serie). Sobre el gasto en relación al PIB dio datos distintos a los oficiales: el de 2000 no corresponde y el de 2008 no ha sido publicado. Los datos oficiales dicen que en 2006 es unas centésimas menor que el de 2000. Y ya, las maravillosas medidas de la Ley Orgánica de Educación.

¿Y qué no dijo? Pues no se refirió a los datos que van mal o evolucionan a peor, no se refirió a la paralización de la LOCE como factor coadyuvante a la prolongación de los malos datos y de la Logse algunos años más, no estableció objetivos concretos de cara a los objetivos de 2020... Esas cosas ya las leen en este periódico.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal