La Generalitat pagará 900 euros a un profesor al que le robaron en clase0

Lectures (331) 28/03/2009, 18:32  |  EFE.  Comunitat Valenciana

La Conselleria de Educación deberá indemnizar con 900 euros a un profesor de un conservatorio de música al que le sustrajeron del aula en el que impartía clases su guitarra española, así como un afinador electrónico digital y cinco partituras.

Así lo propone un dictamen del Consell Jurídic Consultiu (CJC), que considera que la "deficiencia en el  servicio" que supuso la ausencia de un conserje por las mañanas que vigilara el acceso al centro, a pesar de las  "insistentes llamadas de atención" de la dirección del Conservatorio, generó un funcionamiento "anormal", que  sustenta el deber de indemnizar el perjuicio sufrido.

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2005, cuando un docente de Guitarra Clásica de un Conservatorio  Profesional de Música alicantino presentó una denuncia en la Comisaría de Policía de Elda-Petrer por el robo de su guitarra del aula donde imparte clases.

Según el denunciante, entre las once y las doce de la mañana, cuando la empleada de la limpieza estaba en el  aula, entró un chico de unos 16 años, pelo rapado en los lados rubio y teñido en la cresta, con un pendiente en  la oreja izquierda, y le dijo a la limpiadora que la guitarra era suya, tras lo que la cogió y se fue.  Además de la guitarra española del año 1987, con su funda rígida forrada de plástico de color negro y forro  interior rojo, también sustrajo un afinador electrónico digital y cinco partituras, entre ellas una de Mertz, otra de  Francisco Tárrega y una de Héctor Villalobos, todo ello valorado, según el denunciante, en 900 euros.  El profesor reclamaba que la Conselleria de Educación le indemnizara por el valor de su guitarra, ya que no  había dado respuesta a varias insistencias por parte del equipo directivo para poner por la mañana conserjes que controlaran la entrada y la salida al centro -donde había un único conserje en horario de tarde-, lo que a su juicio habría evitado el robo.

La dirección general de Personal docente consideró que la reclamación debía ser estimada al existir "un nexo  causal entre el funcionamiento del servicio público y el daño sufrido", ya que el profesor llevó su guitarra al  centro para ejercer su actividad docente y estaba depositada en el aula donde impartía sus clases.  El reclamante argumentó que no podía aportar copia de factura ni justificante de la compra de la guitarra, que  adquirió de segunda mano, si bien un informe del departamento de guitarra del Conservatorio Superior de  Música de Valencia, tras contactar con el fabricante del instrumento, estimaba que su valor en 1987 pudo oscilar  entre 400 y 600 euros.

Por todo ello, el órgano consultivo de la Generalitat que vela por el cumplimiento del ordenamiento jurídico en la  Comunitat estima que cabe declarar la responsabilidad patrimonial de la Generalitat y que "de forma prudente y equitativa" la indemnización por daños y perjuicios debe fijarse por todos los conceptos en 900 euros.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal