Los alumnos se examinarán de sólo cuatro materias obligatorias0

Lectures (396) 14/04/2009, 09:04  |  Magisnet.com. Lola García-Ajofrín

La elección de 1º de Bachillerato va a determinar la prueba de Selectividad. Una prueba general y otra específica, la posibilidad de examinarse de un idioma distinto del inglés y la reducción del ejercicio a sólo cuatro materias obligatorias. Sólo quedan dos meses para que los estudiantes de Segundo de Bachillerato españoles se examinen por última vez de la Selectividad tal y como la conocemos ahora, y los de Primero se preguntan cómo preparase para todas las novedades que implica la nueva prueba.

Para dar respuesta a estas y otras cuestiones, Javier García-Velasco, subdirector general de Coordinación Académica y Régimen jurídico del Ministerio de Ciencia, participó el pasado 24 de marzo en un encuentro de la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (Acade), en el que se abordaron las claves de la nueva prueba de acceso –la tan comentada enseñanza por competencias– y se firmó un acuerdo entre Acade y la Agencia Española de Protección de Datos. Al acto asistieron representantes de unos 200 centros españoles.

“Estamos frente a un cambio sin precedentes en la historia educativa de España”, señaló García-Velasco, que destacó el hecho de que la reforma acontezca en “un momento de máxima descentralización”, que ocurra en la época en que hay “mayor número de universidades en España” y la “propia profundidad de la reforma”.

García-Velasco hizo balance sobre la situación de la prueba y calmó los ánimos de los docentes de Bachillerato que ven cómo sus alumnos ya se han decantado por una serie de asignaturas sin conocer cómo ponderarán las Universidades esta elección.

Una de las principales incertidumbres es qué ocurrirá con los alumnos que este año comenzaron el Bachillerato sin tener en cuenta que de la elección de las asignaturas dependerán las materias que puedan defender en la prueba y, por lo tanto, la carrera a la que puedan acceder. Según García-Velasco, “la idea es corregir con la mayor brevedad las dificultades que surjan en torno a estos estudiantes, para que no haya posibilidad de perjuicio”.

¿Qué ocurre con los estudiantes de Primero de Bachillerato que han escogido una serie de asignaturas sin tener en cuenta la nueva Selectividad? ¿Qué pasará con aquellos que quieran cambiar de la Privada a la Pública en la mitad de la carrera? O, ¿cómo deben los docentes orientar a sus estudiantes preuniversitarios? El próximo curso se inaugura la nueva prueba de acceso universitaria y todavía son varias las cuestiones que quedan en el aire.

Según Felipe de Vicente, presidente de la Asociación Nacional de Catedráticos de Instituto (Ancaba), esta Selectividad “tan recortada, como poco exigente, se suma a la generosidad de criterios de promoción, repetición y titulación que estableció la nueva normativa sobre Bachillerato”.

Respecto a todas las manifestaciones que ha habido en contra de la “mercantilización” que propicia el Plan Bolonia, el responsable del Ministerio las atribuye a “desconocimiento” y, a “tópicos interesados”. García-Velasco señala que “cualquiera que se acerque con un mínimo de capacidad crítica y de ánimo reflexivo a Bolonia y a la reforma de la Universidad española, no puede sostener de ninguna manera que haya mercantilización y privatización”. “Por el contrario lo que hay es una gran defensa de la Universidad pública, hasta el punto de que el propio Consejo de Ministros ha hecho un acuerdo en defensa de la universidad pública, manifestando su apoyo a la universidad pública”, señaló el subdirector general.

El motivo de tan profunda reforma es que ha coincidido Bolonia con la modificación del Bachillerato y de la prueba de acceso. “No tiene mucho sentido avanzar tan profundamente en la reforma de la universidad –dice García-Velasco– y no modificar mecanismos de acceso que de manera esencial son los mismo que hace 30 años”.

Además, respecto a las ventajas del nuevo sistema, este subdirector general dice que “todas”, y respecto a los inconvenientes, “por el momento todavía no los hemos detectado”, señala. Pero esto es “un proceso abierto y allí donde haya que actuar para corregir deficiencias o disfunciones no deseadas por la norma lo haremos”, asegura el responsable ministerial.

Además, desde el Ministerio afirman que “el sistema será homogéneo para toda España y no va a ser más fácil realizar estudios en una comunidad que en otra”.

Javier García-Velasco
Subdirector General de Coordinación Académica del Micinn
“Se garantiza la elección del alumno”

Padres, alumnos y profesores estarán un poco perdidos de cara a la nueva Selectividad. Si se le pregunta a Javier García-Velasco sobre las recomendaciones que pueden hacer los centros para guiar a los estudiantes que van a presentarse a la nueva prueba de acceso indica que, obre todo, darles “mucha información”, porque “aunque aparentemente es un sistema complejo, en realidad no lo es tanto”. García-Velasco señala que “es un sistema en el que se pretende garantizar al máximo la posibilidad de elección del alumno”.

El alumno, en todo momento va a disponer de dos opciones a la hora de hacer el ejercicio. “Es un sistema mucho más flexible, no más fácil, pero sí más sencillo de realizar para el alumno y, sobre todo, podrá quitar mucha de la presión que tiene actualmente la llamada Selectividad, aunque no nos gusta ya usar ese término”.

Relacionat

Selectivitat del batxillerat: amb mig curs n'hi ha prou. El Punt 21/01/2009. ISIDRO CABELLO HERNANDORENA


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal