La escuela rural sube nota 0

Lectures (319) 16/06/2009, 09:06  |  La Vanguardia. Javier Ricou/Tuixén

Hace sólo cuatro décadas fue sentenciadaa desaparecer y ahora se erige como una fuente de vida. La escuela rural presume de la mejor evaluación de su historia –después de años de desprestigio– y hoy en día pocas cosas duelen tanto a los vecinos de un pueblo como ser testigos del cierre de su escuela.

Con las vacaciones escolares suele empezar el desasosiego en aquellos pequeños núcleos que temen quedarse sin escuela el próximo curso. Una preocupación que ahora parece haberse acentuado por esa buena imagen en calidad de la que disfruta la docencia rural. Aunque el próximo curso la mejor noticia para las escuelas de pueblo podría ser la falta de noticia. Jaume Graells, director general de Educació Bàsica i Batxillerat, afirma que la escuela rural "está más viva que nunca" y aventura que el próximo curso podría empezar sin tener que cerrar ningún centro.

El optimismo de este responsable de Educació no es excusa, sin embargo, para que aquellos pueblos que ya auguran ahora una pérdida de alumnos en sus escuelas dejen los deberes para última hora. La experiencia ha enseñado que las ofertas de casa, trabajo odescuentos en servicios municipales, lanzadas de forma apresurada por algunos ayuntamientos para captar a familias con niños que mantengan viva su escuela, suelen acabar en fracaso.

Los hay, sin embargo, que son mucho más previsores. Es el caso de Tuixén (Alt Urgell), donde se empezó a trabajar hace ya un año en un pionero proyecto para atraer a nuevos vecinos y evitar así que su escuela entre en números rojos. Ensenyament suele cerrar esos centros rurales cuando el número de alumnos es inferior a cinco.

En la escuela de Tuixén – que acoge también a los niños del municipio vecino la Vansa i Fórnols – estudian este curso trece alumnos y el que viene este número podría reducirse a siete. Son cifras similares a las registradas en 1979, cuando la escuela se quedó con nueve niños. La población se recuperó y en 1991 ese centro llegó a tener 36 alumnos, pero en la última década las cosas han vuelto a torcerse. Las cifras se las sabe de memoria Josep Badia, impulsor de un pionero proyecto bautizado como Tuixén 2015 a través de la empresa municipal Recursos i Iniciatives Tuixén SA (Ritsa), de la cual es presidente.

Badia se conformaría con que Tuixén ganara entre 14 y 15 familias en los próximos cuatro años, lo que aseguraría la supervivencia de la escuela. Son los puestos de trabajo previstos en ese proyecto, con cuatro pilares básicos: la explotación de la estación de esquí nórdico Tuixent-La Vansa, la potenciación turística del parque natural Cadí-Moixerò, la producción de biomasa en los bosques de la comarca y la recuperación del oficio de los remedios con hierbas medicinales de la mano de las 'trementinaires', con museo propio en Tuixén, al que se sumará un centro de flora.

Badia anuncia que las puertas ya están abiertas para todas aquellas personas interesadas en alguno de esos proyectos. "Habrá facilidades porque el objetivo es ganar población - se han preparado algunas casas para alojamientos temporales-,pero los interesados deben saber que si no hay plena implicación no habrá trabajo". Yes que esta iniciativa no pretende solucionar con parches provisionales el problema de la despoblación o el temido riesgo de la pérdida de escuela, sino que lo que se busca son personas que amen la naturaleza y estén preparadas para el medio rural.

El paso dado por Tuixén es la muestra de lo que Jaume Graells destaca como la "creciente implicación del entorno rural para preservar valores a los que ahora se da más importancia que nunca, como es el de la escuela del pueblo". Esa docencia rural ha ganado tantos puntos que ya no es extraño encontrar a familias afincadas en ciudades intermedias que deciden llevar a sus hijos a escuelas rurales, convencidos de que allí la calidad de enseñanza es superior. Graells destaca la importancia que ha tenido en este salto cualitativo el éxito del modelo de zonas escolares rurales (ZER), gracias al cual pequeños colegios de un mismo territorio se benefician de un programa común con maestros itinerantes. "Lo que nos está pasando ahora - añade Graells-es que en algunos sitios podemos morir de éxito". Se refiere a escuelas que deben abandonar el ZER al ganar nuevos alumnos.


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal