«Embede yebar los libros...»0

Lectures (471) 26/06/2009, 10:03  |  El Correo Digital. CRISTINA TURRAU/SAN SEBASTIÁN

«Embede yebar los libros...». Es lo que leyó hace unos días en una prueba de selectividad un profesor de la Facultad de Derecho de la UPV en San Sebastián. El docente pestañeó varias veces y volvió a leer. Era tal y como lo había visto. El alumno tenía que haber escrito 'En vez de llevar los libros', algo en principio bastante sencillo para un joven de 17 años que pretende estudiar una carrera. «Estoy sorprendido por la cantidad de faltas de ortografía que se descubren en estos exámenes», explica todavía atónito el miembro del tribunal. A pesar de todo, la prueba de acceso a la Universidad de este año ha sido superada por el 96,2% de los alumnos vascos.

«En varias ocasiones me he encontrado el verbo acercarse con 'h'. Y la preposición 'a' confundida con el verbo 'haber'. Creo que, en general, los estudiantes no llegan suficientemente preparados para expresarse correctamente. Es algo que luego se comprueba en las facultades», explica. Los enseñantes desconocen si la proliferación de errores gramaticales y la pobre expresión de algunos jóvenes se debe al uso de los 'sms', a la falta de lectura o a los propios fallos del sistema educativo. «Hemos llegado a plantearnos modificar los planes de estudio en la Facultad de Derecho e incluir una asignatura que enseñe conceptos básicos para redactar un texto», afirma este profesor. Las faltas de ortografía son más frecuentes de lo que cabría esperar a las puertas de la Universidad. «Es reflejo de lo que aparece más adelante. He corregido exámenes de 3º y 4º de carrera con 17 errores ortográficos». El resumen de la situación que hace este docente, en consonancia con la gran mayoría, es que «hay pocos alumnos con expresión muy buena y pocos estudiantes con expresión muy mala, pero en general la media es baja».

Algo más optimista se muestra Pello Ellakuria, profesor del departamento de Didáctica de Lengua y Literatura en Magisterio. «Es cierto que los alumnos llegan a selectividad con un dominio de la lengua no excesivamente alto, pero no muy diferente del de hace 20 años», afirma. «Corroboro la idea de que su manejo del lenguaje es más bien escaso. Pero no me resulta alarmante si lo comparo con otras situaciones que he conocido, y tengo 66 años». La situación «no es buena»

Ellakuria no tira la toalla. «Me he encontrado con exámenes, pocos desgraciadamente, que eran auténticas maravillas. Por su modo de expresión, por la madurez a la hora de relacionar el texto con otras noticias leídas. Y por vincular distintos ámbitos de conocimiento», señala. Son excepciones, porque admite que las faltas de ortografía son un hecho. «Se habla mucho de si interfiere el contacto de dos lenguas o de la influencia de las nuevas tecnologías. Cuando corregía pruebas de Bachillerato elemental circulaba un anecdotario de disparates ortográficos, algo que ya entonces me molestaba bastante. Deberíamos poner medios para mejorar. Y no seguir echando la culpa a la etapa educativa anterior».

En esta prueba de selectividad, Ellakuria ha corregido 107 ejercicios de centros de San Sebastián, Irún y Zumaia. Admite que los nervios no ayudan. Pero reconoce haber encontrado «en bastantes ocasiones» el verbo 'deber' con 'v'. Y confusiones entre la preposición 'a' y el 'ha' del verbo 'haber'. «Pero es que antes también ocurrían. La situación no es buena. Y quizás no estamos dando suficiente importancia al trabajo que hay que hacer en el ámbito de la Enseñanza».

¿Leen poco los jóvenes? «Sí, pero no menos que antes. Suelo ir al campus en autobús y me encuentro a muchos universitarios que van leyendo. Y eso se nota al redactar en los exámenes».


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal