Carne con ojos0

Lectures (656) 15/10/2011, 22:36  |  http://mariviviendo.blogspot.com

Hoy he vuelto a probar la amarga sensación del engaño, la traición, el retorcimiento hasta el límite permitido. Llevo ayudando a un alumno desde que empezó el curso porque me han informado desde el Departamento de Orientación que ha sufrido hace unos años una circunstancia grave. Es obvio que jamás diré lo que le pasó ni quién es.

En el "extraño grupo" que ya cité anteriormente, he permanecido encorvada sobre las mesas durante todas las clases, ayudando a manejar la escuadra y el cartabón a los alumnos. Pero, he tenido especial dedicación y cuidado con este "personaje", y, en deferencia a su duro pasado, le he comprado el material que no trae, según él, porque en su casa no se lo compran.

El caso es que mis dolores de espalda solo han servido para que, cuando le he prestado un bolígrafo (semejante artilugio es difícil de encontrar) para que realice un control de nivel, me lo ha devuelto inservible. No contento con romper un bien ajeno, ha comentado que esta mañana se ha gastado 4 euros en desayunar. ¡Pocas veces me gasto yo misma ese dinero! Es decir, que no tiene 4 euros para trabajar en clase durante un año y sí que los tiene para gastárselos en un desayuno. Por cierto, el ejercicio lo ha entregado casi en blanco.

Los alumnos pueden llegar a ser muy crueles. Llámenme "hipersensible", pero llevo todo el día pensando en esto. ¿Qué les mueve a reírse de la personas que quieren ayudarles? ¿Realmente, tiene derecho a recibir enseñanza casi gratuita este individuo? ¿Es justo que, cuando cumpla los 16, se le abonen mensualmente de 400 a 1200 Euros para que "estudie" un PCPI (programa de capacitación profesional inicial), después de pegarse cuatro años vejando a los profesores que pasan por su lado y suspendiendo absolutamente todo?

Y que no me diga nadie que la culpa es de su pasado, porque conocí hace años a un chaval sordo-ciego que ha conseguido recientemente aprobar la PAEG (selectividad). Si él puede, el sinvergüenza, mucho más. Lo que ocurre es que se vive mejor ejerciendo de gandul, y ya, de paso, humillando al profesor indefenso que pretende enseñarle algo, gracias a nuestras nefastas leyes. Será un trozo más de carne con ojos, lo que él quería, aunque "disruptivo", como dicen ahora los modernos pedagogos (anglicismo cuya aplicación es totalmente inadecuada en la enseñanza, porque se aplica exclusivamente al ámbito de la física de la electricidad). Lo siento por él, pero yo aún tengo que sobrevivir a muchos como él.

http://mariviviendo.blogspot.com/2011/10/el-trozo-de-carne.html?spref=fb


facebook twitter enllaçar comentar


Tornar a la pàgina d'inici

Comentaris

Sense comentaris.

Afegir comentari

S'ha d'estar connectat per publicar un comentari.

Espai Personal Wiki Suport Twitter Facebook Youtube
Qui som què fem

Contacta'ns

Pots contactar amb nosaltres a la seu central o a qualsevol de les nostres seus territorials

Utilitzeu el Servei d'Atenció al Professorat per a consultes.

Política de privacitat i avís legal